La psicología del color y su significado

Primer post de la serie dedicada a la psicología del color y su significado aplicado en textiles: Colores cálidos.

En Bolilleras consideramos que cada color es una ciencia y provoca una respuesta emocional en las personas.

Sin duda, la influencia del color de los tejidos en el comportamiento de las personas es muy interesante.

Sobre ello, vamos a hablar durante 3 post consecutivos, analizando colores cálidos, colores fríos y colores neutros y su aplicación en tejidos.

Comenzamos con este primer post de la serie.

Psicología del color y significado aplicado en textiles: Colores cálidos

Los colores cálidos son aquellos que proyectan sensación de calor.

Tradicionalmente se clasifican como colores cálidos destacados el rojo, el naranja y el amarillo, sobre todo.

Los colores cálidos suelen asociarse a conceptos como el fuego o la pasión, aunque también se relacionan con el atardecer o la naturaleza en otoño, por ejemplo.

Al asociarse con una sensación térmica pueden transmitir sensación de calidez, cercanía, vitalidad, entusiasmo, dinamismo, alegría o, incluso, peligro.

Aunque es muy importante destacar que todos los colores pueden tener un rol cálido o frío según su tonalidad, desde mas claros a mas oscuros.

Veamos 3 de los principales colores cálidos en tejidos

Rojo aplicado a tejidos

El color rojo representa a las pasiones tanto positivas como negativas.

Amor y odio pueden verse representados en este entorno de color, que puede proyectar un estado de alerta y relacionarse con situaciones de peligro en función del contexto.

Sin duda es un color que provoca una llamada a la acción del rojo bastante potente por sus características de energía y fortaleza.

Este color puede incidir en nuestro estado de ánimo y en nuestras percepciones, siendo el favorito de las actividades que exigen más pasión que razonamiento.

Es curioso que quienes visten alguna prenda roja pueden llegar a sentirse más dominantes, al igual que si este color impregna con algún tejido rojo una estancia ésta se proyecta como mas sólida.

Naranja aplicado a tejidos

Como ocurre en el caso del color rojo, el naranja también genera sensación de energía y de calor.

El color naranja combina características de los dos colores que lo componen, el rojo y el amarillo, teniendo relación con el brillo y la energía.

Suele tener asociaciones con lo joven y lo divertido, lo que provoca que sea poco recomendable para productos de alto coste valor, como por ejemplo un coche.

En prendas de vestir se identifica con un intento de llamar la atención, por su buena visibilidad y su componente llamativo, cosa que viene perfecto de cara a algunas prendas de sectores relacionados con las emergencias.

En una estancia, un toque de naranja en un tejido puede determinar una ubicación especial que queramos destacar expresamente.

Por tanto, en productos textiles puede representar creatividad, entusiasmo y equilibrio.

Amarillo aplicado a tejidos

Es un color capaz de generar una sensación de optimismo.

Algo curioso es que nos hace pensar de inmediato en el sol, un elemento de alto significado icónico. Por ello, irradia calidez, energía y vida.

Tiene una interesante popularidad en las industrias de alimentos, de energía y del hogar.

El amarillo es un color que provoca estímulo al entendimiento y a la sabiduría.

Es, sin duda, un color atrevido, arriesgado y que proyecta inteligencia.

Se dice que el color amarillo es la manifestación física del oro, por ello se asocia a la riqueza o la opulencia.

Al igual que ocurre con el color naranja, llama poderosamente la atención, por lo que en un tejido pudiendo transmite jovialidad, afectividad e impulsividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.