El 5G: una revolución también para el sector textil y moda

El 5G: ¿una revolución también para el sector textil y moda?

Se considera que el 5G es más que una evolución del 4G: es una revolución que va más allá de la telefonía y que puede involucrar a muchos sectores, incluido el nuestro. Para poner los puntos sobre las íes,  el 5G  ya está impactando en nuestro sector y en nuestro país y, sobre todo, cómo lo va a hacer en el futuro más inmediato.

El mundo de las tecnologías de la información y de las telecomunicaciones ha sido proliferó en la incorporación de términos técnicos mediante la creación de acrónimos y anglicismos, que muchas veces, parecen difíciles de entender. Podemos crear frases enteras sin que haya un simple verbo o sustantivo: USB, PC, VGA, Smart, URL, Wifi. NFC, SD, GPS, ID, 4G. Etc… Por ello, la sociedad ha sido muy receptiva y proactiva ante la llegada de todos ellos y, sobre todo, los nativos digitales.

Los neófitos en el tema de las telecomunicaciones pueden apreciar que se ha cambiado el número 4 por el 5. Como ya lo hicimos desde el 1 al 4. Por ello, de forma incorrecta, podrán pensar que es una simple evolución de la tecnología. Pero no es así. Esta vez el 5 G no es una continuación del 4 G, es una disrupción total, como veremos más adelante, y que la industria debe estar preparada para incorporar de forma inmediata si quiere hacer realidad. La industria del 4.0.

Pensemos en la historia y después explicaremos la tecnología 5 G. En la era del 1 G y el 2 G. Que llegó a existir en los años 80 del siglo anterior. La gente hablaba por un teléfono grandísimo y con poca autonomía y con señales muy deficientes. La diferenciación entre ambos solo estaba centrada en el tipo de red. La primera era analógica (sin 0 y 1) y la siguiente ya era digital, era lo que se llamaba pasar de una señal analógica, que sonaba parecida a freír huevos. Se hicieron varios anuncios al respecto a una señal mucho más limpia de interferencias. En esa etapa estábamos hablando del paso del Moviline a Movistar.

En el 3 G empezó a coexistir nuevos entrantes en la aparición de Airtel. (ahora Vodafone), Amena (ahora Orange) y Esfera, (ahora MásMóvil) en ese momento se hizo famoso el término 3,5 G, que era la inclusión de las señales de GRPS. Señal de datos digital que ya nos permitía enviar no solo SMS o voz, sino también conectar el ordenador para transmitir pequeños paquetes de información.

Fueron momentos gloriosos y más en la llegada del 4 G y la irrupción de las. Apps. Y de la ubicación de la banda de datos, (películas, aplicaciones, etc.) Que ganaron a los servicios de llamadas de voz. Los operadores pusieron en marcha nuevos planes, priorizando los datos a los servicios de voz y de SMS, que acabaron siendo gratuitos mediante tarifas planas más complejas. Eso es lo que tenemos en la actualidad Apps. Mensajería instantánea. Pocas llamadas y casi ningún SMS ¿Quién se lo iba a imaginar hace 5 años? Nadie, ni los más tecnólogos del lugar.

 

Por ello, y sin querer ser visionaria, sino más bien realista, vemos que la tecnología 5 G no es una revolución del 4 G del 3 G ni del 2 G. Que nadie Espere más Apps ni más velocidad. Para ver películas es una tecnología disruptiva dedicada al mundo empresarial. Sus nuevas capacidades están basadas en cuatro ejes. Banda súper ancha, (como si tuviéramos una fibra óptica propia dedicada), Baja la latencia (que nos permite respuestas inmediatas para conseguir la industria 4.0, así como la conducción autónoma o la salud a distancia). Sensoria e IoT (para poder actuar hay que medir y programar la actuación) y por último, la Ciberseguridad por Hardware. que asegure que los datos que pasen por allí sean invulnerables.

En la actualidad, se puede decir que estamos en una tecnología 4.5 G. Que evoluciona a buen ritmo para las empresas. El Gobierno de España está licitando las cuatro bandas de frecuencias 700 MHz, 900 MHz, 3.5 GHz y 26 GHz, que son la clave. de la diferenciación respecto a las generaciones anteriores.

La industria textil debe pensar en estos cuatro conceptos y ver cómo puede automatizar sus procesos, Industria y estrujar los beneficios que le va a comportar. Piensa en grande para aplicar en pequeño. ¿Qué desea incluir en la industria 4.0 que no haya podido hacer hasta ahora? Se le puede ayudar a pensar, reflexionar y actuar. para conseguir realizar una prueba piloto exitosa.

 

 

Además de la telefonía. ¿Cómo el 5 G afecta o puede afectar en las relaciones empresariales, sociales, familiares, en la investigación, etc.?

A diferencia de las tecnologías de 3 G y 4 G. Que priorizaba el servicio al mayor número posible de población (era necesario un despliegue masivo de infraestructuras de telecomunicaciones, mal llamadas antenas), la tecnología 5 G se basa en el concepto de despliegues particulares, con soluciones críticas mediante soluciones Adhoc a las industrias y empresas. Algunos países, desconocedores de la tecnología, siguen pidiendo despliegues del 90% de la población y no del 95% de las empresas industriales donde se podría conseguir una diferencia competitiva mucho mayor.

Además de los temas de despliegues que los operadores por imperativo legal deban crear, son importantes. Dos acciones:

Que las empresas puedan crear prueba piloto para adecuar sus instalaciones a los cuatro conceptos antes comentados para convertirlas en industria 4.0.

Crear un potente ecosistema de 5 G que contemple un emprendimiento para desarrollar los servicios que solucionen los retos industriales. Sobre esta nueva tecnología. Si no hay adaptación y adopción tecnológica, no serán válidos los emprendimientos actuales en 4 G, ya que no tienen en cuenta las cuatro características diferenciadoras de esta nueva generación de comunicaciones móviles.

La nueva sensórica a su aplicación en la industria textil, la capacitación de las personas y la interconexión con los sistemas existentes o la creación de nuevas soluciones, satisfarán sus necesidades para ayudarle a competir y a exportar con ventajas competitivas. Con todo ello, se generará la respuesta automática y personalizada para poderlas modernizar y que ayuden a incrementar su competitividad.

¿Cuál es el momento de implementación de este nuevo estándar en España?

Según los estudios realizados después de la pandemia, la tecnología 5 G será una realidad en el 2022. Cuando tengamos a los operadores de telecomunicación en pleno desarrollo de sus obligaciones regulatorias y legislativas, de despliegue de las redes en base a la asignación de frecuencias. Por otro lado, el estándar internacional (con sus nuevas Realeses superiores a las 17 actual), dará lugar a la nueva estructura de red, (antenas terminales, teléfonos, sensores, etc.), mediante las capacidades completas para las necesidades de nuestras industrias.

 

Que nadie Espere más apps ni más velocidad para ver películas. El 5 G es una tecnología disruptiva dedicada al mundo empresarial.

 

Cuando hablamos del 5 G. No solo hablamos de lo que ya tenemos como soluciones, como los wearables, textiles avanzados u otras actividades que el 4 G ya te lo puede dar. Es, más allá de ello, soluciones industriales, 4.0 son sensores de altísima capacidad y con respuesta automática que permitan introducir en los mismos sistemas la información sin necesidad de la actividad humana. Para ello hay que conseguir volver a formar el talento textil para prepararlo a este cambio disruptivo y a los propios empresarios para que lo entiendan como una ventaja competitiva, como se realizaron cuando se supo competir por calidad y diseño y no por cantidad.

Es una gran oportunidad para las empresas textiles que puedan y quieran aprovechar este periodo de prueba para crear soluciones ventajosas mediante un desarrollo único y competitivo que les permite aumentar su diferenciación y competitividad. Ahora es el momento de hacerlo, en otro caso, serán compradores de tecnologías de otros competidores y que incrementará el coste de adaptación y reducirá la diferenciación.

 

En su sector en su empresa en su día a día en su trabajo ¿qué tipo de mejoras de ventajas entiende que le otorga el 5 G?

 

Cuando se lanza una nueva tecnología y, en este caso, una nueva generación, el empresario espera que la tecnología madure para comprar algo asegurado y con bajo riesgo. Con el 4 G los industriales no cambiaron su web o Apps hasta ‘que no vieron al lobo comiéndose el rebaño’. No entendieron, que era necesario hacer comercio electrónico, que la gran pandemia les ha obligado a adoptarlo ya de forma posterior a la fase competitiva. No vieron que el comercio electrónico ganaría a las redes de distribución del retail, pero sí que entendieron la necesidad de ambas.

En este momento estamos en el mismo paradigma, algunas industrias ya están aplicando las soluciones de 5 G para ver que la muy alta capacidad, la gran capacidad de actuación inmediata mediante los sensores y la Ciberseguridad les permiten obtener ventajas en sus fábricas, su distribución, su almacenaje y su venta.