Abanicos

Abanicos encaje de bolillos

Los abanicos de encaje de bolillos, en Bolilleras, encontrarás una gran variedad de patrones para abanicos de encaje, tanto en tamaños como en técnicas de encaje. Para crear tu abanico soñado.

Ofrecemos kits de abanicos (patrón con varillas).

La verdadera historia del abanico clásico

Se cree que por el siglo XV entre los años 1.400 a 1.425 los abanicos llegaron a China desde Corea.

Los grandes “viajeros” los trajeron a Portugal, España e Italia (cuna de los mayores descubridores del planeta).

Aunque según recientes estudios se cree que los primeros abanicos plegables fueron introducidos en Europa por los Jesuítas. 

Catalina de Médicis los introdujo en Francia.

En la corte de Enrique III , tomando como ejemplo el Rey que los utilizaba se hicieron muy populares.

Pero la época de máximo esplendor, fué durante los reinados de Luis XIV Luis XV . 

En donde eran complemento indispensable en el vestuario de una gran señora. 

Se utilizaban materiales de auténtico lujo, como piedras preciosas, tafetán de Florencia.

(las telas italianas eran consideradas las más lujosas del mundo), oro y metales preciosos, etc…

En el siglo XVII hacen su aparición en Inglaterra, pero el varillaje estaba sujeto a un mango rígido.

Eran de gran tamaño, y adornados con motivos diversos, pintados por artistas de renombre.

En la actualidad, el abanico ha pasado a ser un mero complemento de moda, muy poco utilizado.

Aunque podemos relatar cientos de casos en la historia en las que aparece el abanico.

Este complemento tuvo su gran época de esplendor como vehículo de un lenguaje invisible y cifrado.

Con el que se podían expresar sentimientos e incluso se podían pasar contraseñas con la más variada finalidad.

Existe una compleja terminología, conocida como campiología.

Para estudiar el lenguaje del abanico, en función de la orientación del abanico y la forma de sujetarlo.