RESPUESTA A FALSAS ACUSACIONES E INTENTOS FALLIDOS DE DESPRESTIGIO HACIA LA REVISTA BOLILLERAS Y SU DIRECTORA

Declaración pública de Maribel Albert

Queridos seguidores,
Me gustaría abordar públicamente los eventos recientes que han causado cierta preocupación dentro de nuestra comunidad: al saber, que supuestamente soy una líder de un culto peligroso cuya intención es destruir la vida de la personas.

Permítanme decir desde el principio, que nada podría estar más lejos de la verdad. Los miles de fanáticos que he conocido y con los que he pasado tiempo en proyectos , colaboradores o en eventos en estos últimos años, pueden dar fe de ello.

Discutí algunos de estos temas, en una reciente entrevista de un evento  que me ha tenido algunos meses fuera de mi tierra natal. 

Hay personas que se han pasado años acosándome y atacándome a mí  y a la revista de manera odiosa y viciosa y que constantemente intentan sabotear y evitar que avance de una manera positiva. Sin embargo, permítanme dejar constancia de ello a la comunidad, no quiero que ninguno de nuestros lectores, oyentes espectadores, colaboradores, fanáticos o amigos, se involucren en el hostigamiento, la amenaza o cualquier otra forma de comportamiento negativo hacia cualquier persona. Esta no es una forma de comportamiento aceptable de defenderme a mi o a la revista.

Una variedad de individuos han intentado culpar a las supuestas acciones de todo nuestro público, en general,  como si todo fuera parte de un culto nefasto y organizado. O de mis oscuras intenciones de aprovechamiento y robo de ideas con los colaboradores de la revista. Esto simplemente no es cierto.

Algunos de los individuos que han estado atacándome a mí, a la reputación y prestigio de la revista e incluso a mis partidarios, Atacándolos en publicaciones y mensajes privados. Atacándolos a ambos lados de una manera que ambas partes les haga entrar en combate, es uno de los trucos más viejos que existen en la historia de la humanidad “divide y vencerás“.

El casi todo anonimato de internet, hace que sea muy fácil para las personas presentarse como algo distinto de lo que no son. Esta actitud puede crear una enorme confusión y enfado  en las personas que se sienten atacadas por estos ataques.

Quiero centrar y profundizar en estos individuos que intentan controlar, infiltrarse, manipular y distorsionar todo lo referente a la revista y mi carrera profesional, a través de internet, y al hacerlo están comprometiéndose a ellos mismos y a la integridad de la comunidad de encajeras y bordadoras.

“Entre los propósitos principales autoidentificados de estos individuos, se encuentran dos tácticas: (1) inyectar todo tipo de material falso en internet para destruir la reputación de sus objetivos y (2) utilizar ciencias sociales y otras técnicas para manipular el discurso y el activismo en línea, para generar resultados que consideren convenientes. Para ver que tan extremistas son estos individuos, solo considere las tácticas que usan para lograr esos fines: “invención de polémicas”, (publicar material en internet y atribuirlo falsamente a otra persona), operaciones en blogs y redes sociales  de falsas víctimas (que pretenden ser una víctima de la persona cuya reputación quieren destruir) y publicar información negativa “en varios foros”.

Para finalizar, quisiera pedirles sinceramente, a los suscriptores de la revista, seguidores y colaboradores, (mi audiencia), que se retiren y no ataquen a nadie, espero que juntos podamos reducir estos problemas  en gran medida. Los activos invisibles, a los que en realidad se les incita para hacer esto, se volverán mucho más obvios. Casi nunca dan un paso adelante con una cara y un nombre. La gran mayoría de todo este trabajo se realiza bajo total anonimato. Su mayor deleite es si pueden convencer a personas reales para que retomen sus argumentos y los publiquen aún más.

Incluso si han identificado a un individuo, debo solicitar que no acosen, amenacen, intimiden o molesten a esta persona de ninguna manera. Todos debemos ser conscientes de que estos ataques nunca atraen más del 1% de la audiencia en general y en gran medida no han tenido mucho efecto en la difusión del mensaje.

Creo firmemente en el Karma y les pido que confíen en el funcionamiento de esta ley universal sin ningún esfuerzo por tratar de tomar esa ley en sus propias manos con confrontación,  ridiculización y cosas por el estilo. Si empiezas a atacar a otros, estás participando en la estrategia exacta de “divide y vencerás” que es lo que desean estos individuos. Por favor, por mi propio bien y por el bien de la comunidad y de la revista, hagan su propia investigación (no se queden con las palabras, investiguen)  y no transmita ciegamente los chismes y las calumnias infundadas.

Y luego, si así se le llama, busque una manera constructiva de expresar sus inquietudes sobre la infiltración y manipulación sobre esta comunidad, sin atacar ni degradar a los demás.  El dicho en internet “no alimentes a los trolls” se aplica muy bien aquí. Si los individuos quieren llamar la atención, simplemente no se lo proporcione.

Sinceramente, creo que la única forma que podemos revertir esta situación a nivel de comunidad y permanecer en la línea más positiva, es elevarnos por encima de la negatividad constante y no ser consumidos por ella en nuestras propias vidas, pensamientos y acciones.

Dicho esto, me gustaría disipar varios mitos que han estado circulando durante algún tiempo con respecto a estas acusaciones de culto. (querer dañar y arruinar la vida de los demás), por esta razón estoy haciendo esta declaración pública.

Contrariamente a las diversas acusaciones que han circulado durante años, no tenía intención de convertirme en figura pública y que la revista tuviera tanta relevancia. Intenté seguir siendo una encajera más y anónima que contribuye a mejorar y difundir el mundo de los encajes y bordados en aquellos lugares en donde por falta de economía, situación geográfica o enfermedad, no les permitía aprender y practicar este bello arte.

Fuí públicamente atacada, primeramente por ser pionera en la enseñanza a distancia de los encajes y bordados, nuestra revista era la primera revista de encajes y bordados que daba la posibilidad de adquirirla en formato electrónico y crear una plataforma de formación de cursos a distancia. Pusieron en tela de juicio los conocimientos y titulaciones de todos los colaboradores de la revista. No se puede evitar el progreso, las nuevas tecnologías es el futuro de la enseñanza y no se ha inventado nada, la formación a distancia está muchos años en práctica en centros docentes, universidades, etc… ¿qué mal hay que los encajes y bordados puedan incluirse en esta forma de aprendizaje?… no representa ninguna amenaza a la formación presencial, al contrario, es una forma de difundir más nuestro arte.

Por la revista han pasado muchos colaboradores, algunos noveles en el arte del diseño, crecieron con la revista. Y nos sentimos orgullosos de que ellos nos consideren como un medio de crecimiento. Nunca hemos desprestigiado a nadie, no es nuestra política, nuestro objetivo primordial es difundir, incentivar y formar sobre la técnica de los encajes y bordados. Premiamos la unión y el buen hacer de nuestra comunidad. 

Quiero dar un sincero agradecimiento a mi equipo, a todos los profesionales consumados que tengo a mi alrededor en este momento. Aprecio enormemente todo lo que han hecho para apoyarme  e incentivarme a seguir en momentos difíciles. Agradezco la confianza de todos los seguidores, suscriptores, fanáticos y lectores de la revista. (que son muchos).

En conclusión, necesitamos identificar y superar las tácticas de división que se utilizan en esta comunidad, de manera pacífica, para el propósito de la divulgación e incentivación de este bello arte y detener la lucha interna  por el bien mayor. La salud y seguridad de toda nuestra comunidad está en juego.

Seguiré haciendo mi mejor esfuerzo por actuar desde una actitud amorosa, de integridad y honor y los aliento a todos, los que formen parte de esta comunidad.

Atentamente,

Maribel Albert